El pasto sintético residencial tiene una durabilidad de 10 a 15 años. Sin embargo, es importante tomar a consideración el mantenimiento y el uso que se le daría. También influyen otros factores como el clima de la zona, la calidad del pasto sintético (ya que en algunos casos se pueden romper o desprenderse rápido), el tipo de pasto sintético que escogió para su superficie, por lo mismo es importante asesorarse que tipo de pasto sintético es el ideal para superficies de mayor a menor trafico, ya que mientras más grueso y con más micras su durabilidad será por mucho más tiempo.

La durabilidad del pasto sintético deportivo es menor a uno residencial, ya que por su mayor uso tiene una duración de vida de 10 años aproximadamente.

En eazy green turf contamos con una garantía de 5 años contra decoloración por rayos UV y defectos de fábrica. Aunque el pasto sintético es de poco mantenimiento, es importante que se este cepillando para retirar el polvo acumulado y pueda seguir teniendo ese aspecto natural durante todo el año.